La seguridad no es opcional: Tus neumáticos necesitan cuidado

rotacion.svgrotacion-white.svg

Rotación

colocacion.svgcolocacion-white.svg

Colocación

alineacion.svgalineacion-white.svg

Alineación

balanceo.svgbalanceo-white.svg

Balanceo

valvulas.svgvalvulas-white.svg

Válvulas

Cambio de válvulas

Debido a que el caucho se deteriora con el pasar del tiempo y no se espera que la vida útil de las válvulas dure más de dos cambios de neumáticos, se recomienda inspeccionarlas y reemplazarlas si se encuentra alguna rajadura.
La recomendación de la industria es reemplazar las válvulas al mismo tiempo que se instalan neumáticos nuevos.

Rotación

Los neumáticos delanteros del vehículo generalmente soportan más fuerza que los traseros y esto podría provocar que se desgasten más rápido. La rotación regular de los neumáticos ayuda a equilibrar este desgaste de la banda de rodamiento y así maximizar la vida útil de tus neumáticos.

Durante nuestro servicio de rotación de neumáticos, quitaremos los neumáticos de tu vehículo y revisaremos los patrones de desgaste. De esa manera, podemos rotar los neumáticos en posiciones donde se pueden desgastar de manera más uniforme.

Los neumáticos deben rotarse según el intervalo de servicio recomendado por el fabricante del vehículo que coincida con las condiciones de operación del vehículo y tus hábitos de manejo o cada 6 meses / 15,000 km. Los neumáticos pueden desgastarse de manera diferente según su posición en el vehículo y el estado de la suspensión.

Colocación

Un montaje de los neumáticos correcto es un aspecto fundamental de cara a garantizar un nivel óptimo de seguridad en la circulación de cualquier tipo de automóvil. Por eso, siempre es imprescindible encomendar esta labor a profesionales.

En el caso de vernos obligados a cambiar alguna rueda del vehículo debido a una situación extrema o excepcional, como puede ser un pinchazo en carretera, siempre deberemos confiar la revisión de la rueda y su puesta a punto a un taller profesional tan pronto como nos sea posible.

Los neumáticos deben rotarse según el intervalo de servicio recomendado por el fabricante del vehículo que coincida con las condiciones de operación del vehículo y tus hábitos de manejo o cada 6 meses / 15,000 km. Los neumáticos pueden desgastarse de manera diferente según su posición en el vehículo y el estado de la suspensión.

Alineación

La alineación de ruedas consiste en restablecer su configuración geométrica, ajustar el mecanismo de dirección y los elementos de suspensión según las especificaciones del fabricante. El objetivo es que los neumáticos queden paralelos y se apoyen correctamente sobre el asfalto, lo cual evita que se desgasten de forma irregular y más rápida.

Una alineación adecuada garantiza que la dirección del coche sea estable y brinde una respuesta apropiada en las maniobras. Mejora la adherencia de los neumáticos a la calzada y mejora las prestaciones del vehículo, por lo que contribuye a la seguridad de los pasajeros.

Balanceo

El Balanceo es la operación que se realiza para lograr la perfecta repartición de pesos del neumático mientras este gira. Es muy importante realizar el balanceo para evitar vibraciones del vehículo que pueden dañar el sistema de suspensión así como evitar el desgaste rápido y disparejo de las bandas de rodamiento de las llantas. El correcto balanceo de los neumáticos está directamente ligado con la sensación de confort en el manejo.

Es necesario realizar el balanceo de cada 10.000 km, o cuando se perciba una oscilación en el volante al conducir a una velocidad mayor de 80 km/h. Los neumáticos se balancean cada uno por separado. Cada uno es montado en una máquina que los hace girar. El sensor de la máquina detecta cuánto pesos se debe compensar de un lado u otro o ambos.

Este peso se agrega insertando sobre el rin pequeñas piezas metálicas a las que coloquialmente se les llama “Plomo”.
Estas pesas pueden ser adhesivas o del tipo que se sujetan a la ceja de la llanta entre esta y el rin.